Cómo se utilizan las carillas dentales en odontología general

Cómo se utilizan las carillas dentales en odontología general | Happy Smiles

Cuando piensa en odontología general, lo primero que se le viene a la cabeza son las limpiezas dentales, los exámenes y los tratamientos con flúor. Aunque estos son servicios típicos en la consulta del dentista, también son habituales los tratamientos para problemas más graves. Si tiene un diente dañado, es posible que sienta dolor y sea propenso a contraer infecciones o caries. El dentista tiene algunas soluciones para corregir este problema. Colocando una carilla en el diente afectado, puede recuperar su sonrisa y el uso completo de su boca.

El problema de los dientes dañados

Cómo se utilizan las carillas dentales en odontología general | Happy Smiles

Para muchos pacientes, la principal preocupación con un diente astillado o roto puede ser todo acerca de la estética. Este tipo de daño puede ser embarazoso, especialmente si es en un diente frontal que es visible para otras personas. Ciertamente, esto puede afectar a la sonrisa. Pero también tiene consecuencias para la salud. Un diente roto puede causar un dolor intenso, que puede irradiarse a la mandíbula y otras partes de la cara. Cuando una persona se daña un diente, aumenta el riesgo de que se deteriore aún más e incluso de que se caiga.

Visión general de las carillas

En odontología general, los dentistas pueden utilizar carillas por diversas razones. Una carilla dental es una fina capa que se adhiere a la parte frontal de un diente, de forma similar a como funciona una uña artificial. Las carillas suelen ser de porcelana y pueden ser del mismo color que los dientes naturales circundantes. La carilla se adhiere al diente con cemento dental y cambia la forma del diente dañado. Puede durar hasta 10 años o más, dependiendo de lo bien que lo cuide la persona.

LEER MÁS  ¿Son necesarias las revisiones de odontología general?

Utilizarlo para reparar dientes dañados

Lo más habitual es que la odontología general utilice carillas para arreglar un diente astillado, agrietado o fracturado. Esto puede haber ocurrido debido a una caries o a un traumatismo. Al colocar una carilla en el diente afectado, se cubren las imperfecciones y se protege la superficie del diente de daños adicionales. Antes de colocar la carilla, el dentista eliminará parte del esmalte y remodelará el diente.

Como procedimiento de blanqueamiento dental

Cuando una persona tiene los dientes descoloridos, es habitual utilizar gel de peróxido de hidrógeno para acabar con las manchas. Cuando las manchas son menos frecuentes o afectan a unos pocos dientes, la odontología general puede recomendar cubrirlas con una carilla. El dentista igualará el tono de la carilla con el color deseado. De este modo, la persona tendrá una sonrisa sin manchas.

Para dientes torcidos

Cuando un paciente tiene unos pocos dientes desalineados, puede tener sentido ponerse carillas en lugar de otros tratamientos. Una carilla puede hacer que un diente torcido parezca recto y que los dientes apiñados parezcan espaciados uniformemente. Un consultorio de odontología general utilizaría este método para desalineaciones menores y no para problemas graves. Las carillas tampoco sirven para corregir disfunciones de la mordida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *