La odontología general puede mejorar su salud general

La odontología general puede mejorar su salud general | Sonrisas felices

La odontología general se centra en los tratamientos dentales preventivos que ayudan a mantener sanos los dientes y las encías. Mantener la boca sana repercute en el resto del cuerpo, ya que los problemas dentales, como las enfermedades de las encías y las caries, pueden afectar considerablemente a la salud general. La odontología general también incluye tratamientos preventivos que abordan problemas como la caries dental y la enfermedad de las encías.

Cómo la odontología general mejora la salud general

La odontología general puede mejorar su salud general | Sonrisas felices

Veamos algunas de las formas en que un dentista puede ayudar a mejorar la salud general de un paciente con tratamientos dentales.

1. Ayuda con la apnea del sueño

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno que hace que la respiración de una persona se detenga repetidamente mientras duerme. La causa suele ser una obstrucción de las vías respiratorias, como la lengua o el cartílago de la garganta.

La apnea del sueño impide conciliar un sueño reparador por la noche y puede provocar graves problemas físicos y mentales, como enfermedades cardiovasculares y depresión. También conlleva muchos síntomas desagradables, como fatiga crónica, irritabilidad y problemas circulatorios.

Un dentista puede ayudar a los pacientes con apnea del sueño de leve a moderada proporcionándoles un protector bucal personalizado que les ayude a mantener abiertas las vías respiratorias mientras duermen. Estos protectores bucales se fabrican en un laboratorio dental a partir de una impresión de los dientes del paciente.

2. Restaura la función de los dientes, promoviendo hábitos alimenticios saludables

Los problemas bucodentales, como dientes ausentes, cariados, dañados o sensibles, pueden dificultar una dieta equilibrada. Los dientes dañados a menudo obligan a la gente a limitarse a alimentos blandos fáciles de comer, descartando muchos alimentos saludables.

Un dentista puede ayudar a reparar los daños en las estructuras dentales y sustituir los dientes perdidos con prótesis orales como los implantes dentales. Al restaurar los dientes dañados o ausentes se les devuelve su funcionalidad para que la persona pueda disfrutar de una gama más amplia de alimentos. Esto suele mejorar la nutrición.

LEER MÁS  ¿Se pueden quitar las carillas dentales?

3. Ayuda a detectar el cáncer oral

La Asociación Dental Americana recomienda acudir al dentista al menos dos veces al año para someterse a limpiezas dentales y revisiones rutinarias. Durante estas visitas se suelen realizar pruebas de detección del cáncer oral, cuya importancia no puede exagerarse. Si se deja que se desarrolle, el cáncer oral puede ser mortal, pero las probabilidades de un pronóstico favorable son altas cuando se detecta en sus primeras fases.

4. Protege contra problemas respiratorios

Los problemas bucales como la periodontitis, la fase avanzada de la enfermedad de las encías, se han relacionado con diversos problemas respiratorios. Las bacterias que causan la periodontitis pueden ser inhaladas hacia los pulmones, causando problemas respiratorios, como la neumonía. Mantener los dientes y las encías sanos reduce el riesgo de problemas respiratorios debidos a la inhalación de bacterias bucales.

5. Reduce el riesgo de un evento cardiovascular

La enfermedad de las encías está relacionada con problemas cardiovasculares, y aumenta el riesgo de que una persona sufra un evento importante. Las personas con enfermedad avanzada de las encías tienen tres veces más probabilidades de sufrir un evento cardiaco importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *